Home

Luego de haber participado como parte de equipos de proyectos avocados a concursos y conocer de cerca “Maratonistas” que participan constantemente en ellos, considero que es un instrumento de participación que democratiza la construcción de la ciudad y ha funcionado como una herramienta que históricamente ha demostrado ser valiosa.

En medio de mi fascinación por la travesía de ser concursante algunas veces, tanto como promotor me dedique a hacer una breve reseña de prácticas históricas que demuestran la efectividad de esta labor algunas veces titánica. También me tome la libertad de enumerar algunos tips que pudieran garantizar el éxito de un concurso de proyectos urbanos o arquitectónicos.

Para empezar quiero delimitar el campo de los concursos, a un terreno que inicia en la idea, luego se transforma en anteproyecto, finalmente llega a ser proyecto, y posteriormente un objeto de gestión.  Me refiero a un objeto de gestión, como una serie de pasos que permitirán a un grupo de bocetos transformarse en realidad construida.

El arte de la gestión precisamente implica la maniobra creativa que optimiza recursos, actores y estrategias en general para llevar a cabo una idea. Es un proceso en si mismo tan clave que promete ser muchas veces más complejo que el proyecto porque su labor es la de aterrizar cualquier abstracción en una serie de actividades físicas y hasta maquiavélicas para lograr el objetivo de la construcción de la idea.

Para contextualizar un poco las buenas prácticas de los concursos así como su longevidad, expongo a continuación algunos ejemplos de propuestas conocidas, que fueron construidas gracias a la apertura de concursos:

Santa Maria di Fiore (Italia): fueron familias adineradas las que procuraron los fondos para convocar el concurso para cubrir la catedral de su ciudad, luego de que gracias a la peste negra se paralizaran las obras de lo que procuraba ser el templo católico más grande del mundo para la época.  En 1418 fue convocado el concurso para cubrir la catedral de la ciudad. Se cree que Brunelleschi llevaba ya años trabajando en este proyecto a la espera de que se convocase el concurso tarde o temprano y fue el único que consiguió presentar una propuesta firme con un plan de acción estudiado.

 

https://martinacicchella.files.wordpress.com/2012/11/001.jpghttp://www.francescomorante.it/images_4/204a2.jpg

Crystal Palace en Londres (Inglaterra): En 1850 se promueve la celebración de la primera gran Exposición Universal del mundo, apadrinada por el príncipe Alberto. Se elige Hyde Park como sede, y se convoca un concurso de ideas para la construcción del edificio principal, al que se presentarán 245 competidores. Todas las propuestas fueron rechazadas por considerarse inviables, ya que se basaban en el empleo de grandes elementos prefabricados no reutilizables. No obstante, las propuestas de Horeau, Richard Turner y posteriormente de Paxton fueron las ganadoras.

http://globedia.com/imagenes/noticias/2011/4/25/peter-rice-personas-vuelven-visibles_1_670890.jpg

Central Park de New York (USA): “El 21 de julio de 1853, la Legislatura del Estado de Nueva York adquiere, un terreno de 2.8 kilómetros cuadrados y aprueba un presupuesto de 50 millones de dólares para la construcción de un parque.

En 1857,  se crea la Central Park Commission. Ese mismo año se convoca un concurso de proyectos para la creación del nuevo parque. Se presentaron un total de 35 propuestas. El plan ganador es  “Greensward Plan”, presentado por dos arquitectos paisajistas, el neoyorquino Frederick Law Olmsted y el británico Calvert Vaux. Las bases del concurso establecían la obligatoriedad de cuatro o más cruces de Este a Oeste entre las calles 59 y 106. La propuesta de este equipo fue la única que planteo túneles en la tierra para conservar la continuidad de los recorridos”.

Antes de construir Central Parkhttp://www.jamesmaherphotography.com/images/0000/3051/3-old_map_central_park.jpeg

La Ringstrasse (Viena): En 1858 se convocó un concurso al que acudieron cerca de 80 participantes. Posteriormente se creó una comisión formada por los tres ganadores. Se planifico la renovación urbana de Viena como un modelo de ciudad burguesa de la segunda mitad del siglo XIX, la denominada Ciudad Posliberal. Este modelo de ciudad potenciaba el papel del espacio público como elemento estructurante y principio organizador de la  misma. El planteamiento urbano respondía a los requisitos de una ciudad moderna, atendiendo a los intensos tráficos de vehículos, con una amplitud y escala desconocidos hasta entonces.

http://carpetashistoria.fahce.unlp.edu.ar/producciones-especiales/arq-urb/screen_shot_20120417_at_102239_pm1334715837769.png

El “Arche de la Défense” (Francia): En 1982 la Epad, por iniciativa del presidente francés François Mitterrand, convocó el concurso internacional de arquitectura Tête Défense, al que se presentaron 424 arquitectos de todo el mundo. El ganador fue un arquitecto desconocido: J. O. Von Spreckelsen, con una propuesta vanguardista que forma parte del eje central de  Paris.

http://www.vigoenfotos.com/paris/imagenes/paris/ladefense//g_vigoenfotos_3615p.jpg

Los parques biblioteca de Medellín (Colombia): se construyeron en su mayoría por una serie de concursos llevados a cabo por la Secretaría de Cultura Ciudadana de la mano la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU Se realizo a manera de concurso público desde el año 2008, realizando El Parque Biblioteca Noroccidental, El Parque Biblioteca del corregimiento San Antonio de Prado, El Parque Biblioteca Suroccidental, el del corregimiento de San Cristóbal. Una serie de edificaciones que no solo albergaron cultura en su interior sino que se transformaron en monumentos que significaron una renovación de las zonas más pobres de Medellin en espacios turísticos y educativos.

http://image.slidesharecdn.com/conferenciabibliotic2009-090512151341-phpapp02-090520150043-phpapp01/95/red-de-bibliotecas-medelln-rea-metropolitana-7-728.jpg?cb=1242850126

Renovación urbana en las favelas de Santo Antônio Baixinha (Brasil): 2014 Con la propuesta titulada “La regeneración de los humedales urbanos como centralidades” las oficinas de arquitectos cariocas RVBA y OCO arquitectos ganaron el concurso nacional para urbanizar asentamientos precarios en Salvador, patrocinado por el Departamento de Desarrollo Urbano y el Instituto de Arquitectos Brasil (IAB) de Bahía.

https://concursosdeprojeto.files.wordpress.com/2014/09/concurso-e28093-baixinha-de-santo-antc3b4nio-primeiro-lugar-prancha-4.jpg

Es notable entonces que la realización de concursos en la historia ha proliferado y que por lo visto ha dejado una huella en proyectos relevantes que alguna vez fueron motivo de consulta y posteriormente se fueron gestionando como realidad.

El concurso es un motivo de investigación para el arquitecto. Una buena excusa para iniciar el incentivo de innovar en la ciudad a cambio de la suerte de un jurado que decida por su premio mayor que es la construccion.

A continuación entonces hablare de algunos tips para ambos lados de la mesa: el creativo y el promotor.

Para el creativo representa muchas cosas pero sobre todo tres hechos:

Es el momento de abrir sus alas: “El papel aguanta todo” es un dicho de los arquitectos, realmente el concurso es por antonomasia el momento ideal para plantear “ideas out of the box” sea un ente público o privado, este realmente es el momento para que un creativo ponga a prueba su creatividad y se compare con la competencia proponiendo ideas que generalmente no se proponen a un cliente estándar por sus propias limitaciones en la búsqueda de un resultado especifico.

La astucia se pone a prueba: La inclusión de un material particular, una propuesta de funcionamiento organizacional, la optimización de un recurso o de un sistema constructivo son también pruebas de que de no solo la estética será una herramienta de medición importante sino también la astucia de proponer un producto que será útil, inteligente y además bonito.

El riesgo es la mayor seguridad: como cualquier apostador de caballos, el creativo se sobrepone a las ataduras que suponen del trato de un cliente particular y asume la inversión de sus mejores recursos a cambio de únicamente dar a luz su obra y con ella dejar fe viva de su talento.

Algunos tips que quisiera compartir a la hora de promover una idea:

Asegúrate de tener un slogan: tal y como se tratara de un producto que se lanzara al mercado, piensa el nombre y lo que quieres que signifique para quien lo disfrutara. De hecho visualiza quien será el usuario y por qué te elegiría a ti como ganador.

Estudia el jurado: no es lo mismo proponer un proyecto a un alcalde, que a una comunidad o a un grupo de arquitectos, los intereses varían notablemente al igual que la información que deben recibir. Por eso asegurarse de que el slogan este vinculado al consumidor.

Indaga sobre las intensiones del promotor: el objetivo del concurso puede ser el de generar una nueva idea (que probablemente no se construya), pero también puede ser el de ejecutar una idea, allí es importante conocer al cliente y considerar el desarrollo en etapas, los costos, los inversionistas y las estrategias de ejecución además de la genialidad del diseño en sí mismo.

Direcciona la presentación e imagen: no todos los espectadores son iguales, y sobre todo cuando no está ningún presente para explicar una idea, es por ello que lo convencional no es lo mejor en estas propuestas. Es importante cumplir con los requisitos de presentación pero el AS debajo de la manga es la forma en la que expones la idea central y motivo de originalidad en tu propuesta.

Disfruta: en la medida que la idea realmente refleje tu espíritu, mas fuerte podrá ser. Generalmente una idea fuerte vale más que pequeños esfuerzos tímidos.

Recrea un buen equipo: el concurso genera mucho estrés por la cantidad de expectativas, la poca disponibilidad de tiempo y en general la ausencia de pago por el esfuerzo inicial. Es por ello que es importante contar con un equipo que conozca los riesgos e inversión de recursos. También es importante que haya claridad en los productos finales que se desea presentar y las ideas fuertes que no deben perderse en el desarrollo.

Busca referencias de otros ganadores: Mejor que inventar es también estudiar otros maratonistas de concursos reconocidos y analizar sus presentaciones así como la proyección de sus ideas. Hay que entender que no es lo mismo ser un buen proyectista que un artista en el marketing arquitectónico.

Desde el lado de la institución o cliente que abre el concurso para los talentos son muchos los beneficios. De su parte esta la instauración de buenas reglas para obtener el resultado más cercano a lo deseado.

http://www.arquitectura.com/arquitectura/monografias/pauper/image001.jpg

He aquí algunos tips para este personaje que se encarga de la labor más crítica, que es, promover y asegurar un buen escenario para que el juego comience:

Para un buen arbitraje:

El jurado decisor, es el elemento clave de la realización de un concurso por ello asegúrate bien de que su pericia tanto como su capacidad de comunicación con sea equilibrada. Es importante compartir criterios para el debate que se abrirá en una selección de ganadores. Nada más difícil que un genio introvertido de jurado de la mano de un ciudadano inconforme debatiendo.

Números impares: el empate de un juego de futbol siempre llevara a un penalti. Es por eso que sin importar la extensión de un jurado, debe ser considerado el desempate siempre.

Equipo multidisciplinario: al igual que en un juicio criminal, los ojos externos constituyen opiniones que siempre abrirán los ojos inclusive al más objetivo de los jurados. Es por ello que se recomiendan expertos en la materia, tanto como expertos en áreas tangentes y pertinentes relacionadas con el objetivo del sponsor que invita a concursar.

Mapas de actores involucrados: si tienes un enemigo, es el momento de que sea parte del jurado de un concurso y se involucre en la selección de las posibles soluciones para dejar a un lado problemas abstractos e iniciar un proceso que necesariamente requiere de participación para ser de calidad.

Para un buen resultado:

Para no quedar con un concurso desierto en tus manos, o inclusive poner tu reputación en juego, debes recordar que esto es un deporte extremo porque juega con muchos intereses y actores a la vez, así que debes ser cuidadoso en la exposición de la propuesta. Para ello:

Define reglas claras: una vez que se inicia un concurso no hay vuelta atrás, sería como iniciar la copa del futbol y realizar una excepción para un jugador o país participante. Ni para uno ni para ninguno,  es importante que no se declare desierto de ninguna manera a menos que sea una de las reservas que se guarda el sponsor en sus normativas iniciales propuestas para los participantes.

Si una de las reglas es cambiar posteriormente el diseño para que sea un producto diferente entonces asegúrate de que esa norma quede clara en la presentación inicial, no está bien abrir un concurso para luego cambiar ideas, porque pudiera pensarse que está viciado por intereses hacia un participante en particular.

Es importante que los creativos que se arriesgan en tu proyecto participen en un juego ético y transparente. Define las reglas antes de que empiecen a jugar, de lo contrario será tu reputación la que luego quedara en juego.

Conoce tu objetivo, el objetivo no necesariamente está relacionado a la factibilidad. También puede ser abrir un espectro de ideas, o inclusive únicamente incentivar la participación ciudadana, también puede ser realizado con el objetivo final de búsqueda de aliados y publicidad, pues la construcción participativa es una noticia que vuela como el viento, al final todos queremos saber cómo será el vestido de la novia cuando se va a casar. Y si hay una nueva intervención para nuestra comunidad todos querrán saber de ella. Así el concurso solo sea para imaginar colectivamente posibilidades futuras del espacio a intervenir.

Detalla cada uno de los productos esperados: define tiempos y detalla cada paso de las normas y estrategias de presentación. Es importante que el plazo que se da a partir de la salida a concurso hasta entregar los trabajos sea suficiente para hacer un trabajo de calidad, de lo contrario puede parecer que todo estaba arreglado para alguna idea preexistente.

Atrae el target que deseas y usa una buena carnada: Asegúrate de que los participantes se vean atraídos por tu propuesta, y que por ello allá suficiente demanda para que puedan involucrarse en esta travesía, para ello el premio debe ser la mejor carnada, siendo una posibilidad siempre la e premiar con la realización o contratación de la obra de manera que el ahorro en la concepción de la idea que te has hecho como promotor se vea premiada por quien ha invertido en ella.

Asegura el premio y factibilidad: Nada más peligroso que quitar a un niño su juguete luego de haberlo recibido. No abras concursos para dejar ideas en el tintero, de lo contrario perderás credibilidad y debilitara enormemente la imagen de tu institución ante todos los participantes directos e indirectos.

Proponte exponer y divulgar todo el procedimiento: Es importante publicar desde la convocatoria hasta la entrega final de los resultados, así como, documentar el proceso de manera que se pueda aprovechar esta gran oportunidad para publicitar tu trabajo. Publicitar es una herramienta  útil para captar cualquiera de los intereses que tengas, ya sea prestigio, búsqueda de aliados, votos, e inclusive enemigos. Hay que ser claro que cuando la participación se abre al público también se exponen al roce. Tal y como pasaría con un grupo de amigos conviviendo en una misma casa por dos meses. Las diferencias, al igual que las amistades se intensifican.

En conclusión considero que es una oportunidad de oro para cualquiera de los involucrados, inclusive para las comunidades que tendrán una exhibición de talento para elegir y ser participes del futuro de su ciudad.

Es importante saber que realizar un concurso toma tiempo su elaboración pero su satisfacción es garantizada en la medida que el convocante tenga claridad en los objetivos que desea conseguir.

No se debe tener miedo a la exposición pública, una vez que el concurso sale a la calle, el proyecto pertenece a quienes se les participa también. Si bien se ganan enemigos en el camino, por seguro tendrás un mayor número de defensores.

Es un proceso que procura transparencia, evade la corrupción y malas prácticas por su misma naturaleza de ser participativo.

En resumen es seguro que la realización de un concurso implica:

  • Participación de actores
  • Multiplicidad de soluciones
  • Ahorro de recursos
  • Publicidad y apertura

 Exposición XXIII Bienal Colombiana de Arquitectura en Brasil

Fuentes:

http://www.academia.edu/3610325/Aprendiendo_de_los_Concursos_La_investigaci%C3%B3n_en_Arquitectura

http://es.wikiarquitectura.com/index.php/Santa_Maria_del_Fiore

http://es.wikiarquitectura.com/index.php/Arco_de_la_Defensa

Argan, G.C. (1981), Brunelleschi. Madrid. Xarait.

http://www.ameritalia.id.usb.ve/piazz.studi.architettura.SanPietro.htm

http://urban-networks.blogspot.com/2012/03/viena-imperial-y-burguesa-la.html

http://historiasdenuevayork.es/tag/historia-de-central-park/

http://ingenieriaycomputacion.blogspot.com/2010/06/crystal-palace.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s